¿Religión o fanatismo?

/ 20:22:00
Últimamente he estado leyendo mucho, informándome de ciertas religiones, culturas y sus variantes, aunque muchos no quieran ser identificados en ningún tipo de culto. Notablemente todos tenemos nuestras creencias y aunque no lo admitan todos pensamos que es la solución a los problemas. Como cualquier persona tengo días buenos y días malos, donde ciertamente no cuestiono si hay un Dios sobre todos nosotros mirando nuestras acciones 24/7 pero si me pregunto ¿Cuál es nuestro propósito en esta vida? Dudo mucho que hayamos sido creados para venir a este mundo a pagar facturas y a comparar cual entidad bancaria nos da el mejor crédito.

Creo que tenemos una misión y realmente aún no descubro la mía. Pero sin duda alguna sigo en mi búsqueda y les diré que para mi no tiene nada que ver con la religión. Me atrevería a decir que es un asunto más personal, en el que Dios y yo si estamos involucrados, pero sin esa lluvia de normas sociales e hipócritas creadas por hombres con sed de poder.




Esta última semana de alguna manera he estado coqueteando con otras creencias, como ya les dije no planeo cambiar mi Dios, pero si estuve interesada en ampliar mi perspectiva. Primeramente, me permití ir a probar una manera nueva de ver la vida y “convertirte” en el dueño de tu destino. Pero no entendí realmente el concepto de esta supuesta libertad, la cual se decía llamar diferente a las otras, aunque cada segundo que pasaba me sentía más y más adentrada en un culto al cual no estaba interesada en pertenecer. Y fue entonces cuando me pregunte ¿dónde empieza y termina la delgada línea que delimita la religión y el fanatismo?

Primero, tenemos que el fanatismo es la pasión por creencias y opiniones en especifico. Normalmente se emplea en religión y política. No obstante, lo mas interesante de este concepto es que al defender tus creencias u opiniones lo haces de una manera desmedida. Y como todos sabemos cuando comienzas a defender un punto de vista desmedidamente careces de argumentos y caes en la discusión emocional, lo que conlleva a la pérdida del raciocinio total.

Seguidamente, diremos que la religión es un conjunto de creencias las cuales implican ciertos tipos de comportamientos y normas que seguir. La religión también implica adoración a una deidad o ser omnisciente.

Ahora bien ¿significa esto que la religión implica ser fanáticos? Absolutamente no. No todo aquel que pertenezca a una religión deberá actuar con fanatismo y cerrar sus ojos ante la verdad. Pero amigos esto es solo una teoría, ya que como humanos y seres imperfectos no somos capaces de tomar el control y delimitar hasta donde podemos llegar. Mi experiencia me llevo a un cuarto lleno de personas que hablaban de ser dueños de sus acciones y destino, los cuales están orgullosos de ser diferentes a otros pero adoran a su líder y a las imágenes ligadas a su nuevo culto. Se reúnen y hablan de como sus vidas dieron un giro de 180 grados después de practicar esta nueva creencia, además de venderte un concepto como si fuese la cura de todos los males.

Yo me considero creyente, a veces creo en demasiadas cosas y quizás no debería. Pero si en algo no creo es en las personas, por ello los testimonios de fe se me hacen difíciles de digerir y aun más complicados de entender. Pero lo respeto. 

Días más tarde conocí a otra persona y compartiendo un café surgió el dichoso tema de la religión. Nuevamente era otra completamente diferente a la mía pero con características similares a todas las demás. Te inculcan temor de tu líder, te piden dinero para actividades que te harán crecer en espíritu, además de darte el discurso de no ser parecidas a nada mas que conozcas, prometiéndote la luna y estrellas a cambio de tu fidelidad. Una vez mas me vi envuelta en otro culto, en otra secta que no trae beneficios a la vida pero que toda persona necesita para satisfacer su necesidad de pertenencia supongo.

Trate de entender que nos hace tan vulnerables como humanos, a todos estos profetas que nos llenan la mente de sus doctrinas. Trate de comprender el porque de la satisfacción al pensar que si estamos en grupos podremos alcanzar nuestras metas con ayuda de algún tipo de líder espiritual. Siendo esta una mera percepción de mi semana aprendiendo de otras religiones, les digo y sin tratar de juzgar a nadie, que no creo en las nuevas religiones alternativas, esas que prometen ser distintas, pero exigen a sus miembros lealtad y contribución monetaria.

Además, que te llevan a aprender textos “sagrados” y a involucrar a más personas solo para “guiarlo”. Así como tampoco creo en las religiones que quieren excluirse del concepto en sí, quienes niegan ser otro culto más, pero alaban a un líder como su nuevo Dios y proclaman su nombre a los cuatro vientos. Hoy en día soy católica, porque así nací pero no me siento atada a mi propia iglesia, pues al final del día fueron ellos quienes sacrificaron personas a lo largo de la historia sin razón.

Mis creencias son personales claro está, pero si te preguntas ¿entonces en qué crees? Pues creo en un Dios, en un ser superior, en una fuerza que es más grande que nosotros y nos ayuda a seguir adelante con este huracán que llamamos vida. ¿Cómo lo hace? No lo se, si lo descubro les cuento.

¿Qué si creo en infiernos y cielos? Me gustaría pensar que al final de esta vida todos tienen lo que merecen ya sea si hacen el bien o el mal. Y pensar que me reencontrare con los seres que más amo nuevamente me da cierto confort, pero no puedo asegurarles nada. Porque el Dios en el que creo no castiga por el simple hecho que no le hagas caso.

Creo en el Karma, creo en las energías, creo que somos cúmulos de energía que se van moviendo por el cosmos y evolucionan. Creo en tantas cosas que a veces no se en que creer. Pero el punto de este post no es decirte que esta bien y que no. Solo te comento mi experiencia desde mi humilde punto de vista.


Y ¿tu en que crees?


#PeriodistaNoctambula
Últimamente he estado leyendo mucho, informándome de ciertas religiones, culturas y sus variantes, aunque muchos no quieran ser identificados en ningún tipo de culto. Notablemente todos tenemos nuestras creencias y aunque no lo admitan todos pensamos que es la solución a los problemas. Como cualquier persona tengo días buenos y días malos, donde ciertamente no cuestiono si hay un Dios sobre todos nosotros mirando nuestras acciones 24/7 pero si me pregunto ¿Cuál es nuestro propósito en esta vida? Dudo mucho que hayamos sido creados para venir a este mundo a pagar facturas y a comparar cual entidad bancaria nos da el mejor crédito.

Creo que tenemos una misión y realmente aún no descubro la mía. Pero sin duda alguna sigo en mi búsqueda y les diré que para mi no tiene nada que ver con la religión. Me atrevería a decir que es un asunto más personal, en el que Dios y yo si estamos involucrados, pero sin esa lluvia de normas sociales e hipócritas creadas por hombres con sed de poder.




Esta última semana de alguna manera he estado coqueteando con otras creencias, como ya les dije no planeo cambiar mi Dios, pero si estuve interesada en ampliar mi perspectiva. Primeramente, me permití ir a probar una manera nueva de ver la vida y “convertirte” en el dueño de tu destino. Pero no entendí realmente el concepto de esta supuesta libertad, la cual se decía llamar diferente a las otras, aunque cada segundo que pasaba me sentía más y más adentrada en un culto al cual no estaba interesada en pertenecer. Y fue entonces cuando me pregunte ¿dónde empieza y termina la delgada línea que delimita la religión y el fanatismo?

Primero, tenemos que el fanatismo es la pasión por creencias y opiniones en especifico. Normalmente se emplea en religión y política. No obstante, lo mas interesante de este concepto es que al defender tus creencias u opiniones lo haces de una manera desmedida. Y como todos sabemos cuando comienzas a defender un punto de vista desmedidamente careces de argumentos y caes en la discusión emocional, lo que conlleva a la pérdida del raciocinio total.

Seguidamente, diremos que la religión es un conjunto de creencias las cuales implican ciertos tipos de comportamientos y normas que seguir. La religión también implica adoración a una deidad o ser omnisciente.

Ahora bien ¿significa esto que la religión implica ser fanáticos? Absolutamente no. No todo aquel que pertenezca a una religión deberá actuar con fanatismo y cerrar sus ojos ante la verdad. Pero amigos esto es solo una teoría, ya que como humanos y seres imperfectos no somos capaces de tomar el control y delimitar hasta donde podemos llegar. Mi experiencia me llevo a un cuarto lleno de personas que hablaban de ser dueños de sus acciones y destino, los cuales están orgullosos de ser diferentes a otros pero adoran a su líder y a las imágenes ligadas a su nuevo culto. Se reúnen y hablan de como sus vidas dieron un giro de 180 grados después de practicar esta nueva creencia, además de venderte un concepto como si fuese la cura de todos los males.

Yo me considero creyente, a veces creo en demasiadas cosas y quizás no debería. Pero si en algo no creo es en las personas, por ello los testimonios de fe se me hacen difíciles de digerir y aun más complicados de entender. Pero lo respeto. 

Días más tarde conocí a otra persona y compartiendo un café surgió el dichoso tema de la religión. Nuevamente era otra completamente diferente a la mía pero con características similares a todas las demás. Te inculcan temor de tu líder, te piden dinero para actividades que te harán crecer en espíritu, además de darte el discurso de no ser parecidas a nada mas que conozcas, prometiéndote la luna y estrellas a cambio de tu fidelidad. Una vez mas me vi envuelta en otro culto, en otra secta que no trae beneficios a la vida pero que toda persona necesita para satisfacer su necesidad de pertenencia supongo.

Trate de entender que nos hace tan vulnerables como humanos, a todos estos profetas que nos llenan la mente de sus doctrinas. Trate de comprender el porque de la satisfacción al pensar que si estamos en grupos podremos alcanzar nuestras metas con ayuda de algún tipo de líder espiritual. Siendo esta una mera percepción de mi semana aprendiendo de otras religiones, les digo y sin tratar de juzgar a nadie, que no creo en las nuevas religiones alternativas, esas que prometen ser distintas, pero exigen a sus miembros lealtad y contribución monetaria.

Además, que te llevan a aprender textos “sagrados” y a involucrar a más personas solo para “guiarlo”. Así como tampoco creo en las religiones que quieren excluirse del concepto en sí, quienes niegan ser otro culto más, pero alaban a un líder como su nuevo Dios y proclaman su nombre a los cuatro vientos. Hoy en día soy católica, porque así nací pero no me siento atada a mi propia iglesia, pues al final del día fueron ellos quienes sacrificaron personas a lo largo de la historia sin razón.

Mis creencias son personales claro está, pero si te preguntas ¿entonces en qué crees? Pues creo en un Dios, en un ser superior, en una fuerza que es más grande que nosotros y nos ayuda a seguir adelante con este huracán que llamamos vida. ¿Cómo lo hace? No lo se, si lo descubro les cuento.

¿Qué si creo en infiernos y cielos? Me gustaría pensar que al final de esta vida todos tienen lo que merecen ya sea si hacen el bien o el mal. Y pensar que me reencontrare con los seres que más amo nuevamente me da cierto confort, pero no puedo asegurarles nada. Porque el Dios en el que creo no castiga por el simple hecho que no le hagas caso.

Creo en el Karma, creo en las energías, creo que somos cúmulos de energía que se van moviendo por el cosmos y evolucionan. Creo en tantas cosas que a veces no se en que creer. Pero el punto de este post no es decirte que esta bien y que no. Solo te comento mi experiencia desde mi humilde punto de vista.


Y ¿tu en que crees?


#PeriodistaNoctambula
Continue Reading


Comencemos con las siglas ASMR, que significan Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma (Autonomous Sensory Meridian Response en ingles). Ya sé suena complicado, pero les juro que es más sencillo de lo que parece.  El ASMR es un proceso biológico en donde sientes un cosquilleo muy satisfactorio en la cabeza, en tu cuero cabelludo o a veces en todo tu cuerpo.


¿Por qué pasa esto?

Cuando recibes estímulos visuales o auditivos tu sistema nervioso los convierte en una sensación. No muchos son capaces de sentir este ¨hormigueo¨, descrito de varias formas tales como un escalofrió placentero, un cosquilleo e incluso un masaje en la cabeza.

Lo cierto es que es difícil de comprender si aun no lo has probado o no eres capaz de sentir este cosquilleo. Pero te pondré un ejemplo que te dejara una visión más clara, el ASMR es muy parecido a la sinestesia, donde puedes percibir algo a través de dos sentidos al mismo tiempo, ya sea un color, objeto, textura e incluso palabras.

El ASMR se ha ido apoderando poco a poco de la plataforma de Youtube, con miles de videos creados solo con el propósito de llevar placer a sus espectadores. Se recomienda utilizar audífonos al momento de escuchar un video, de esa manera estarás mas concentrado y podrás tener una experiencia mas intensa. Muchas personas llaman al ASMR un orgasmo auditivo, porque tus sentidos se rinden ante los estímulos y se relajan a niveles estratosféricos.

Ahora bien, esta técnica solo será efectiva si tienes la mente abierta y te dejas llevar por las sensaciones. Cientos de personas alrededor del mundo utilizan el ASMR para calmar diferentes enfermedades, tales como la ansiedad, la depresión, el insomnio y el stress. Como es de esperarse también es utilizado para la relajación, la meditación y la concentración.

Les dejare aquí algunos de mis videos practicando la técnica de ASMR en búsqueda de tranquilidad y paz mental. Si les gusta suscríbanse a mi canal, pues subo videos cada semana.









Espero se animen y experimenten el ASMR por si mismos. Luego vengan y cuéntenme que tal.


Saludos Noctámbulos


#PeriodistaNoctambula

Buenas noches mis amados Noctámbulos, hoy les quiero desear un magnifico 2019 y donde empezaremos con un grandioso review acerca de la película que mas novedosa que he visto hasta la fecha. Les hablo de la película “Bandersnatch” la nueva película original de Netflix que recién estreno el 28 de diciembre de 2018, es decir, hace una semana. La película nos lleva a un mundo de ciencia ficción donde todo es posible. Como siempre les digo si aún no han visto la película, corran a verla y sino es el caso busquen un poco de te porque se pondrá bueno el asunto.

            ¡ALERTA DE SPOILER! SPOILER ALERT! 

Bandersnatch comienza cuando vemos a un chico llamado Colin Ritman diseñar un video juego basado en su libro favorito “Bandersnatch” escrito por Jerome F. Davies, quien curiosamente enloqueció y asesinó a su esposa. Colin ha trabajado mucho en su prototipo para mostrarla finalmente a una compañía que se encarga de crear videojuegos y para su fortuna quieren ayudarlo a convertir su proyecto en una realidad tangible. Todo parece muy normal ¿No es así? Pero si te digo que puedes controlar la trama de la película y cada un de las decisiones que Colin tomará, tan solo con tu control remoto ¿Qué dirías?



Pues mi trabajo es presentarte la primera película interactiva de Netflix y de hecho me atrevería a decir que es la primera en su tipo o por lo menos hasta los momentos. Literalmente juegas a ser “Dios” ya que decides todo por Colin, cual será su desayuno, si aceptar o no la oferta, como reaccionar ante las situaciones e incluso podrás decidir si vale la pena mantenerlo con vida o no. Al principio se siente un poco desconcertante el no saber que sucederá en la película, pensar que no tiene una idea principal y que literalmente el curso de la historia dependerá de ti. Honestamente eso me encanta, pero el hecho de tener que continuar con las consecuencias de las decisiones que tomaste por él es mas que intrigante, porque no se si le paso a alguien más pero cada segundo que pasaba no podía parar de pensar en que habría pasado si hubiera elegido la otra opción. Y para ser sincera creo que ese es el mensaje claro y directo que quisieron arrojar sobre nosotros “aprende a vivir con las decisiones que has tomado y lidia con las consecuencias”, nada más.





Ahora, si hablamos un poco de los personajes en si hay varias maneras de apreciarlo. Primeramente, creo que Colin es una persona que ha sufrido mucho por la repentina muerte de su madre y el sentimiento de culpa que conlleva no haberla podido ayudar. Sin mencionar que la relación que mantiene Colin con su padre es bastante incomoda, pero a pesar de ello, el chico se muestra como una persona sumamente inteligente que comprende del universo y sus complejidades. Sin embargo, la característica más llamativa de la personalidad de Colin a mi parecer es la habilidad de comprender las teorías conspirativas y unir los puntos, siendo así alguien que puede ver mas allá de lo visible e imaginar como funciona el mundo. Sin ánimos de ´spolearlos´ aún mas les diré que si las ideas revolucionarias o novedosas no son su fuerte, quizás no les guste mucho Bandersnatch.







Admitiré que al principio no podía creer la locura que se anticipaba, estaba incrédula y pensaba que era algún tipo de truco, pero realmente me sorprendió. No solo por la innovación e ingenio necesario para llevar un proyecto tan ambicioso a la pantalla chica, sino por la intrincada y brillante historia que hay detrás. Bandersnatch significa literalmente “un individuo grotesco, salvaje o extraño” y no pudo haber un nombre más acertado. Quizás la otra razón por la cual ame este filme es porque la saga “Black Mirror” siempre va un paso más adelante, siempre piensan como asombrar a las personas y llevan la tecnología a puntos inimaginables. Black Mirror siempre me ha llevado a fantasear con un futuro fantástico y aterrador (si me permiten decirlo).




¿La recomiendo? Altamente. He leído docenas de criticas, algunas buenas y otras malas. Pero con la complejidad de esta película yo no tuve ningún problema. “Interesantes” dicen muchos, “Rara” dicen otros, pero para mi es sencillamente “Brillante”. Debo recordarles mis Noctámbulos que esta no es mas que mi humilde opinión. Y muero por leer sus comentarios y tener un increíble feedback.






Los leo…
Feliz noche <3

#PeriodistaNoctambula